Gabialv91 enero 28, 2019
Karim Benzema

Hay muchas maneras de comenzar una crónica. De manera descriptiva, en la que informas sobre lo que ha pasado; temática en la que eliges un theme y echas la imaginación a volar, retrospectiva, informativa, literaria… pero hay una muy especial, que se suele usar en partidos con gran importancia, que es la de empezar con un momento puntual clave del partido.

Ayer, en el Espanyol-Real Madrid (2-4) el momento puntual duró casi media hora. Los primeros treinta minutos de la segunda parte en la que Benzema dio una exhibición de juego a la altura de muy pocos.

El equipo de Solari había controlado la primera parte con un gran juego y una presión en bloque alto que dio sus frutos rápidamente. Dos robo en campo contrario provocaron los dos primeros goles del partido, de Benzema y Sergio Ramos antes del primer cuarto de hora. El Real Madrid controlaba a un débil Espanyol que veía como su medio del campo sucumbía al blanco, ayer de rojo.

Pero en un rebote tras un córner, Baptistao se hacía con un balón en el área y rompía su sequía goleadora con un fuerte disparo frente al que Courtois no pudo hacer nada. El Real Madrid pausó el partido y antes del descanso Benzema recibe un balón de espaldas en medio campo e imaginó una jugada que dibujó en el campo y acabó con el 3-1.

El equipo celebra el segundo gol en el partido ante el Espanyol

A la vuelta de vestuarios, con Nacho en lugar de Ramos, Benzema decidió dar una clase de todo lo bueno que se puede hacer en el fútbol. Controles exquisitos, pases inimaginables, regates en un palmo de terreno. Solo un gran Diego López permitió que el galo se fuera de Cornellá sin ninguna asistencia.

Bale, que entró por Vinicius Jr. sentenció (si es que no lo estaba ya) el partido con una gran maniobra individual dentro del área y un disparo cruzado. Un balón largo del equipo rival acabó con una acción en la que Varane fue expulsado. Con diez el Espanyol dio dos pasos hacia delante y consiguió reducir diferencias, pero el partido nunca peligró para el Real Madrid que conseguía tres puntos a domicilio.

El Real Madrid volvió a mostrar un gran nivel de fútbol y entre todos sus jugadores Benzema, con brazalete de capitán en la segunda parte, explicó porque es el mejor nueve de la historia fuera del área.

Gabriel Álvarez García

Fotos: Realmadrid.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *